Historia de Éxito


En septiembre de 2017, México experimentó uno de los mayores desastres naturales de los últimos años y pudimos ofrecer nuestro apoyo entregando latas con agua potable a comunidades afectadas. En las primeras 24 horas, logramos distribuir más de 2 millones de latas, equivalentes a 700,000 litros, a aquellas personas en situación vulnerable en regiones del Sureste, Centro y Golfo de México.

Para enfrentar la emergencia, decidimos parar nuestras operaciones regulares y transformar de manera temporal nuestra planta HEINEKEN ubicada en Orizaba, Veracruz, con lo cual logramos dar apoyo a los damnificados de los sismos ocurridos en septiembre 2017 en diferentes puntos del país.



+2
millones

de latas distribuidas






700,000 litros

de agua potable distribuidos entre las comunidades afectadas