El programa “Conduce sin alcohol” se eleva a rango de ley

Compartir en:
El programa “Conduce sin alcohol” se eleva a rango de ley

El programa “Conduce sin alcohol” sale reforzado. El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó la semana pasada por unanimidad reformas al artículo 25 de la Ley de Cultura Cívica del DF, con lo que el también conocido como “Alcoholímetro” se eleva a rango de ley para que se mantenga “más allá de gobiernos”.

“Creemos que el reforzamiento legal no solamente va a permitir que tengamos la posibilidad de tenerlo en un marco jurídico, sino de salvar más vidas para que esto sea más allá de gobiernos, más allá de colores, sea un programa que se quede en la ciudad” y permita seguir disminuyendo las muertes relacionadas con el manejo del volante tras el consumo de alcohol, explicó Santiago Taboada, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la ALDF e impulsor de la propuesta junto al también diputado del PAN, Orlando Anaya.

Así, tras su incorporación a la Ley de Cultura Cívica se establece como infracción conducir un vehículo bajo los influjos del alcohol, drogas o psicotrópicos; las sanciones continúan siendo el arresto de 36 horas y, adicionalmente, la prestación de 8 a 16 horas de trabajo de servicio a la comunidad; y el límite de la tasa de alcoholemia se eleva de 0.40 miligramos por litro a 0.50 mg/L, informa la prensa local.

Orlando Anaya, integrante de la Comisión de Juventud y Deporte, recordó que a partir de la implementación de este programa las muertes y accidentes se han disminuido en un 30%, y el Distrito Federal ha dejado de ser una de las entidades del país con más muertes, informa un boletín de la ALDF.

Además, en México los accidentes automovilísticos constituyen la primera causa de mortandad de los jóvenes de entre 15 y 29 años, así como la segunda en discapacidad motora y en orfandad, según explica el propio Anaya en su blog.

Cuauhtémoc Moctezuma promueve el consumo responsable e impulsa el programa Conductor Designado, que busca reducir los accidentes relacionados con el abuso de alcohol, así como concienciar de la importancia de no ponerse al volante tras consumirlo.