CULTURA CERVECERA

Desde hace muchos años, millones de personas en el mundo consumen cerveza e incluso la tienen como su bebida preferida. Pero una cultura cervecera implica mucho más que solo tomarla –siempre con moderación-, requiere también de estar informado sobre su historia, ingredientes y conocer la mejor manera de disfrutarla con todos los sentidos. 

 

CÓMO SE ELABORA

  • 1

    Selección de ingredientes

    Este proceso es delicado ya que debe observarse con sumo cuidado que los granos tengan una textura homogénea; cualquier defecto afecta a la estabilidad del producto final.

  • 2

    Malteado

    La cebada se introduce en tanques con agua fría, donde se remoja y oxigena continuamente para mantener la humedad. Después se seca y, dependiendo del tiempo y la temperatura, obtenemos distintos tipos de malta.

  • 3

    Macerado

    Después de obtenerse la malta se tritura y mezcla con agua caliente para extraer sus azúcares naturales. Al terminar este proceso se obtiene lo que se conoce como mosto; es decir, una especie de agua azucarada.

  • 4

    Ebullición/Lupulización

    Obtenido el mosto se lleva a un caldero a hervir junto con el lúpulo, aquí es donde se da el amargor y aroma.

  • 5

    Enfriamiento

    Por medio de movimientos dentro de unos tanques, se busca que las partículas sólidas que se colaron durante la ebullición vayan al centro y al fondo. Después de ser hervido, el mosto se deja enfriar para pasarse a la fermentación.

  • 6

    Fermentación y maduración

    La fermentación es el proceso mediante el cual la levadura convertirá el azúcar en alcohol y CO2. Dependiendo del estilo puede durar desde 4 hasta más de 20 días.

  • 7

    Acondicionamiento

    Aquí la cerveza puede filtrarse o no para eliminar los residuos sólidos que pueda tener.

  • 8

    Empaque

    La cerveza es empacada en barriles o botellas.

Cómo se disfruta

La cerveza puede suponer un perfecto elemento de maridaje para platos con toques ácidos o picantes, con grasas y con sabores amargos, incluyendo atractivos maridajes con carnes como pollo, res, mariscos y muchas más.

La mejor forma de disfrutar de esta bebida milenaria es, cómo no, con una buena compañía.

Lager

Cervezas de sabor más ligero. Son altamente carbonadas o crujientes. De aroma y sabor más sutil, equilibrado y limpio. Se sirve más fría, entre los 0 y 6°. Ideales para acompañar ensaladas, pollos, platos picantes y mariscos.

Ale

Tienden a ser afrutadas y aromáticas, con notas acarameladas. De sabor y aroma complejos. Deben beberse entre los 6 y 9°C. Ideales para acompañar carnes rojas y platillos con nueces.

Lambic

Cervezas de sabor más robusto. Tienden a ser ligeramente ácidas y muy refrescantes. Se sirven entre los 9 y 10 ºC. Ideales para acompañar embutidos y platos grasos.
Visita HEINEKEN México y conoce todo acerca de la cultura cervecera

Error

Mensaje de error

No se pudo enviar el correo electrónico. Contacte con la administración del sitio si persiste el problema.
El sitio web encontró un error inesperado. Vuelva a intentarlo más tarde.